El andar de una vela

El andar de una vela,
llama con fuerza,
el estar de una estrella.

El fuego la consume,
un tóxico dulcedumbre,
que aniquila su ultimo respiro.

El andar de una vela,
roza con sutileza,
el estar de una pena.

El fuego la destruye,
un suplicio salumbre,
que mitiga su ultimo latido.

El andar de una vela,
sin rumbo y sin humo,
fallece en un segundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s