Una Chispa de Caribe

Los vientos calinosos zarandean

Las palmas en el sol sofocante,

De un verano eterno y amante

Que pinta todos los días brillantes.

 

La felicidad de los pescadores cautivantes

Flotando en los barcos cobaltos,

Conquistan los corazones fugaces

Con el frenesí de sus redes audaces.

 

Y así las aves encendidas en color

Desplazando su andar,

Lucen su magia universal,

En aquel cielo azul celestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s